Lo romántico

Por el motivo de mi cumpleaños, mi novia y yo fuimos a uno de los hoteles en México DF de mayor renombre, para pasar un par de días de calidad y sin interrupciones foráneas a un descanso placentero.

Al hacer todos los procesos necesarios e inevitables para ser transferido a la habitación que ya habíamos reservado, nos desearon las personas del personal de recepción muy amablemente que tuviéramos una estancia muy romántica.

En ese momento me di cuenta del mal concepto que tenemos de aquel término y qué tan mal lo utilizamos para expresar algo de una manera errónea, tan equívoca como pedir que nos pasen un cuchillo cuando en realidad lo que queremos en una cuchara.

El término romántico en sí no es en origen lo que muchos de nosotros podemos llegar a pensar, que es un momento hermoso con nuestra pareja, rodeados de chocolates, fresas y champaña, lo que sería el equivalente a un perfecto día de San Valentín.

romanticismo en el arte

El romanticismo verdadero es un movimiento y corriente artística y filosófica que comienza a principios del siglo XIX, como protesta a lo que algunos autores y artistas consideraban la mentira del siglo de las luces o una revocación intensa de la ilustración francesa.

La ilustración francesa fue la punta del renacimiento, un movimiento que abogaba por la ciencia y la razón, revocando enteramente a las religiones, categorizándolas como meras supersticiones, que resultaban de la bestialidad del ser humano, quien las habían inventado simplemente porque los ojos de la ciencia habían muerto con la cultura grecorromana y renacido con lo que conocemos como el renacimiento, un resurgimiento del pensamiento clásico donde el ser humano era el centro de la existencia universal.

Sin embargo, esta luz pareció iluminar de más a las masas occidentales, quienes cuestionaron todo el orden mundial de una manera hasta decidirse a cambiarlo, lo que resultó en múltiples guerras y sangre inocente derramada.

Los románticos, por el contrario, como Lord Byron, encontraron los verdaderos valores en lo viejo y en la aventura solitaria, venerando a los paisajes de la naturaleza, quien para muchos románticos llegó a tener poderes profundos y misteriosos, que la arrogante mente humana jamás podría comprender.

Este romanticismo venerador de lo viejo y lo natural evolucionó a lo que conocemos como transcendentalismo.

El transcendentalismo es una corriente evolutiva del romanticismo, que afirmaba en sus convicciones que la naturaleza es una fuerza divina mediática entre el hombre y Dios; que los hombres somos originalmente buenos y que los seres humanos somos mucho mejores cuando actuamos con independencia de las reglas y normas.

Sin embargo, también surgió otra corriente del romanticismo muy distinta de la primera, conocida como Romanticismo Obscuro.

romanticismo oscuro

El romanticismo obscuro afirmaba que la naturaleza es un poder siniestro, que revela verdades muy obscuras; que la humanidad es imperfecta y que cuenta con una fuerte tendencia a la autodestrucción; y que los individuos fallan al tratar de cambiar.

Esto, queridos amigos, es lo que en esencia significa algo romántico.

Nelson

El día de hoy, al estar volando en uno de los dos vuelos VivaAerobus que tomé para llegar aquí, vi que una de las revistas que se encuentran en los asientos hablaba ampliamente sobre Gibraltar, territorio británico en la parte sur de España, a contraparte de las costas de África.

Uno de los artículos hablaba de la injusticia que es el hecho de que el estrecho pertenezca a los británicos, de la misma manera que las Malvinas, que se encuentran tan solo a 500 millas náuticas de las costas argentinas.

trafalgar

En ese momento, mi mente viajó a aquel 21 de Octubre de 1805, cuando la historia de la guerra naval fue tatuada con aquella fantástica victoria de la Marina Real Británica, quien derroto y destruyó a la flota Franco-Española en las costas de Trafalgar.

El año de 1805 comienza mal para todas las monarquías de Europa, debido a que Napoleón Bonaparte está derrotando a casi todos los ejércitos del continente, de una manera en que el mundo jamás había visto; el sistema de batalla de los franceses  orquestado por Napoleón Bonaparte es demasiado avanzado para los viejos ejércitos de los reyes y emperadores.

El 18 de mayo de ese mismo año, Bonaparte se autoproclama Emperador de Francia en la catedral de Notre Dame en París, tomando así el poder absoluto de toda Francia, tomando el control de todas las fuerzas armadas Galas.

napoleon

Desde el principio de sus campañas en 1792, la obsesión absoluta del General Bonaparte era destruir a Inglaterra y tener mano libre tanto en el continente como en el mundo, para expandir los ideales de la Revolución Francesa.

Sin embargo, nunca le había sido posible debido a su necia fuerza naval, quien parecía aparecer en todas las esquinas del mundo para forzarlo a abandonar algún proyecto, como pasó particularmente en la batalla del Nilo, el 1de Agosto de 1798, cuando los británicos destruyeron a toda la flota francesa anclada en el Nilo, costándole a Francia cantidades astronómicas de hombres, material y dinero.

Por esta razón, el nuevo Emperador había decidido que era suficiente de estar aguantando a aquellos piratas elegantes y era tiempo de marchar a Londres y conquistarla.

Sin embargo, para que esto fuera posible, era necesario tener una poderosísima flota, capaz de derrotar a la Marina real y trasladar a miles de soldados a las costas inglesas y marchar sobre Londres.

A modo de conseguir este fin, el emperador de Francia hizo una alianza estratégica con España, para formar una titánica flota para poder invadir aquella isla nórdica que tanto molestaba.

nelson

Sin embargo, el almirante británico Horacio Nelson decidió atacarles primero, con una flota mucho menor, pero con tácticas mucho más avanzadas.

Los combates navales de esos tiempos consistían en alinear amabas flotas en una línea y vaciar los cañones de cada barco hasta que alguna se rindiera o se hundieran sus buques.

Sin embargo, los británicos tenían otras técnicas, como la técnica 8 que consistía en navegar enfrente de la flota enemiga en la forma de un ocho, a modo de vaciar los cañones de ambos lados del buque, causando el doble de daño a la flota enemiga.

Ese día, el almirante Nelson no sólo hizo la maniobra 8 a lo lejos, sino que lo hizo perforando verticalmente a la horizontal flota enemiga e hizo el ocho entre los buques franco-españoles, anulando a esa flota para siempre.

Sin embargo, Nelson perdió la vida en ese combate; sus últimas palabras fueron: “Gracias a Dios he hecho mi deber por Inglaterra”.

Hoy en día, en la plaza de Trafalgar en Londres, hay un enorme monumento hecho de los cañones fundidos de aquella batalla, conmemorando al gran Nelson.

nelson-trafalgar

Informativo Cultural

La cultura evoluciona con las sociedades y en una era como la nuestra, que se transforma con un ritmo vertiginoso, las ideas, las manifestaciones artísticas y hasta las formas de interpretar y comunicar la historia cambian de un momento a otro.

En AEMI, tu Informativo Cultural, creemos que estar al tanto dichos cambios no es una mera forma de entretenimiento, sino una necesidad, pues como actividad humana por excelencia, la cultura, en todas sus manifestaciones, nos permite comprender lo que somos.

Nuestro proyecto nace con el propósito de investigar, comprender y difundir los procesos culturales que se viven en distintas comunidades y grupos sociales, tanto de nuestro país como del extranjero. De esta forma, buscamos contribuir al entendimiento de dichos grupos, lo que a su vez fomentará el respeto y tolerancia hacia ellos.

Los invitamos a seguirnos y a compartir cualquier aportación que pueda ser de interés para nuestros lectores.